lunes, 2 de marzo de 2015

El aumento de la deuda pública.

La Presidenta arrancó su discurso detallando el pago del vencimientos de deuda por unos U$S 120.000 millones en la gestión K y presentó un cronograma holgado de vencimientos para los próximos años, para concluir en que “hemos desendeudado definitivamente a la Argentina”

Las cifras del Ministerio de Economia dicen otra cosa. En 2001, la deuda pública era de U$S 144.500 millones, 53,7% del PBI y en junio de 2003 de U$S 152.600 millones. Tras el canje de 2005, se redujo a U$S 126.500 millones y desde entonces no hizo otra cosa que aumentar hasta los U$S 198.900 millones en junio de 2014. A esta cifra hay que agregar deuda no contabilizada, como la pendiente con los holdouts y el resto del cupón PBI, lo que elevaría el total a U$S 270.000 millones, casi 60% del PBI al dólar oficial.

Así, entre 2003 y 2014 la deuda pública aumentó en más de U$S 100.000 millones. Esos números no incluyen la deuda pública de provincias y municipios, empresas del Estado, organismos nacionales, fondos fiduciarios, Banco Central y juicios contra el Estado con sentencia en firme. Además, según el Central, “en el período 2003-2014 los egresos netos por intereses registrados en el balance cambiario totalizaron unos US$47.400 millones, de los cuales un 68% correspondieron a pagos del sector público y BCRA”.

¿Entonces, dónde está el “desendeudamiento? En no considerar como deuda la contraída con el BCRA, la AN-SeS y el Banco Nación. El costo de esa política es, como dice el especialista Héctor Giuliano: 

1. El desvío de fondos públicos que deberían aplicarse hacia el pago de servicios de una deuda –no investigada– y que se potencia por los altísimos intereses y el nuevo endeudamiento. 

2. El desfinanciamiento del sistema previsional, con un fondo que en más de un 60 % se encuentra prestado al Tesoro sin capacidad de recupero.

3. La descapitalización del BCRA, que sólo cuenta como disponibles la mitad de sus reservas brutas ( U$S 17.000 millones sobre 31.500 millones), que tiene el 66 % de su activo prestado al Tesoro (U$S 85.300 millones ) sin capacidad de recupero, que acumula una deuda cuasi-fiscal por Lebac/Nobac con Bancos equivalente a U$S 35.200 Millones – una deuda que renueva y aumenta cada semana pagando tasas de interés del orden del 30 % anual - y que aumenta progresivamente su rubro de Otros Pasivos – que ya suman U$S 6.300 Millones– con préstamos de Bancos Centrales extranjeros (Francia, China y BIS de Basilea)
fuente: ieco 

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario