martes, 24 de febrero de 2015

Supermercados se expanden en formatos chicos.

La caída del poder adquisitivo –ya que la inflación supera los aumentos salariales– está provocando modificaciones en los hábitos de consumo. Las cadenas de supermercados ven que sus clientes “hacen compras complementarias” con mayor frecuencia que en años anteriores y por eso, apuntan a formatos más pequeños. “No hay un cliente que haga compras solo en hipermercados o supermercados, el consumidor alterna cada vez más canales”, explica Pablo Lorenzo, director de Nuevos Formatos de Carrefour. 

Carrefour y Día encabezan la cantidad de aperturas de “tiendas de proximidad”, pero también Walmart –a través de Changomas– apunta a sucursales más chicas. Los supermercados están planteándole competencia a los chinos en los barrios. Los asiáticos ya no se expanden como antes y hasta tienen retroceden en Capital Federal y el conurbano, con 400 puntos de venta menos durante 2014. Para este año, Carrefour abrirá 30 tiendas Express y Día cortará cintas en 50 locaciones. “Esta elección hacia la proximidad también se observa en Brasil y México, la gente destina menos tiempo a comprar. 

Con la crisis local, hay un consumidor hiper-racional, con menos posibilidades de tentarse y que compra menos”, grafica Juan Manuel Primbas, Country Manager de la consultora Kantar Worldpanel. “Los asiáticos avanzaron muy bien post-crisis y los informales tuvieron un desarrollo fuerte en proximidad. Eso generó nuestra búsqueda de cómo abarcar ese mercado, que Carrefour tiene muy desarrollado en otras partes del mundo”, detalla Lorenzo sobre la evolución de los “Express”.

Se calcula que hay entre 9.500 y 10.000 autoservicios chinos y ese es el mercado que quieren morder los súper. Carrefour Express tiene 365 locales sobre un total de 580 sucursales de toda la cadena. En 2014, aportaron un 9% de su facturación, que fue de $ 36.600 millones. El ticket promedio en los “Express” es de $ 68, mientras que en un hipermercado es de $ 450. Pero, en las grandes tiendas, la cantidad de transacciones bajó un poco (cerca de 3%), mientras que en los Express subió un 19%

“Los autoservicios están perdiendo. El consumidor elige cercanía y está eligiendo un surtido acotado. Compra entre 7 y 14 categorías (productos) en tiendas de proximidad”, asegura Primbas. “La gente no quiere pagar de más y por eso busca estos supermercados chiquitos”, agrega. 

Otro jugador fuerte en proximidad es Día, que posee 600 locales y trabaja con modalidad de franquicias. “La propuesta de Día es marca propia y discount, lo que le permitió insertarse bien en el conurbano y ahora busca llegada en barrios de clase media-media alta, como Barrio Norte y Palermo”, analiza Primbas. Día fue parte de Carrefour, pero se separó. La firma no quiso contestar preguntas de este diario. Tiene 600 locales. Hasta el año pasado, Carrefour Express no trabajaba productos como frutas, verduras y cortes de carne. Este año incursionarán en esos rubros, pero de a poco. “Este formato es complementario a las distintas propuestas del barrio. Nuestro fuerte hoy es refrigerados, bebidas, limpieza. Trabajamos por unidades de necesidad. El cliente arma su lista y la idea es poder cumplir la mayor variedad de ítems. No tenemos 20 marcas de fideos, como puede haber en un hipermercado, pero tenemos 3 ó 4 marcas, entre las que están las líderes de la categoría y la marca propia”, puntualiza Lorenzo. Walmart también viene trabajando en proximidad con Changomas, En el sector creen que Cencosud –dueño de Jumbo, Disco y Súper Vea– analiza algo en este floreciente segmento.
fuente: ieco 

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

viernes, 13 de febrero de 2015

Humor K.


fuente: plinplini

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

miércoles, 11 de febrero de 2015

Invertir en un metro cuadrado de ladrillos.

Invertir en el negocio de la construcción es un lujo para unos pocos ya que, en la Argentina, un monoambiente, por dar un ejemplo, cuesta US$ 80 mil. Sin embargo, con el objetivo de hacer más accesible la posibilidad de invertir en ladrillos, se lanzó Mis Metros, un fideicomiso que nucleará a los inversores que podrán comprar desde 1 metro cuadrado.  

¿Cómo funciona? Para ingresar al fideicomiso, se compran metros cuadrados pagando un anticipo y cuotas en pesos ajustadas por el índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). Los inmuebles se venden y cada participante de esta “comunidad de ladrillos” obtiene una ganancia en proporción con los metros comprados.  

“Nos pasaba de estar armando fideicomisos al costo para gente externa a nuestra empresa, pero para los empleados de la oficina no podían acceder. Es decir, construíamos para afuera y era una contradicción”, explicó Lucas Zalcwas, Socio Fundador de Mis Metros y Director de PyS Constructora S.A. Esto derivó en que la constructora diera bonos en metros cuadrados a los empleados, “porque las propiedades suben de forma asimétrica con respecto al salario” y resultan una “gran moneda de ahorro ya que, de esta forma, podés acceder en metros cuadrados como forma de inversión”. 

De acuerdo con Zalcwas, este fideicomiso tiene dos funciones. “Para el afortunado que podía invertir, ahora puede diversificar, entonces en vez de comprar un solo departamento (de 50 metros cuadrados), ahora puede variar sus inversión. Y para el que no accedía, puede ir comprando de a poco”, explicó. 

¿Cómo invierto? En la actualidad los interesados pueden invertir en el proyecto Torres Cardón Tigre, donde los inversores de Mis Metros ya han suscripto el 65 por ciento de las participaciones. En ese proyecto, por ejemplo, el valor del metro cuadrado parte de los $ 23.500 y puede pagarse con un anticipo del 30 por ciento y 24 cuotas o sin anticipo y 28 cuotas, ajustables por el índice de la CAC.
fuente:apertura 

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

martes, 10 de febrero de 2015

Se requiere una urgente actualización de impuestos.

Con el Impuesto a las Ganancias a la cabeza de la lista, ya son muchos los tributos en la Argentina que se rigen por parámetros que quedaron totalmente desactualizados por el crecimiento continuo y sostenido de la inflación de los últimos años. El problema se agudiza si se tiene en cuenta que hoy por hoy sigue prohibido por ley la implementación del ajuste por inflación. 

Bajo este escenario, especialistas consultados por iProfesional señalaron las distorsiones que se generan en diversos gravámenes, que van desde Bienes Personales al Monotributo y que alcanzan también a las Ley Penal Tributaria y a la de Coparticipación. Bienes Personales La falta de actualización del mínimo a partir del cual las personas abonan el Impuesto a los Bienes Personales hizo que cada vez más personas deban afrontar el peso del impuesto siendo dueños de -apenas-un monoambiente. 

Esteban Aguirre Saravia, socio del estudio Aguirre Saravia & Gebhardt, señaló que “la creciente inflación, devaluación del peso y la falta de una actualización del mínimo exento a los efectos de calcular el tributo (la última fue del 2008), importa que cada vez mas contribuyentes deban ingresar el gravamen”. Y aclaró que el impuesto es “de por sí distorsivo toda vez que grava los activos y, salvo algunas excepciones, no permite computar los pasivos, por lo que no toma en consideración el patrimonio real”. 

En este sentido, Gonzalo Hiriart Urruty, miembro del departamento de Impuestos del estudio Lisicki, Litvin & Asociados, sostuvo que el gravamen “quedó totalmente desnaturalizado, si consideramos que el mismo fue creado en 1991 con la finalidad de establecer un impuesto a la riqueza para aquellos sujetos que poseían un patrimonio superior a u$s100.000”. Hiriart Urruty agregó que “se requiere que a la mayor brevedad posible se actualice el monto del mínimo no imponible del tributo, dejando de lado cualquier especulación política, económica o financiera”. 

Por su parte, Pablo Belaich y Tomás Balzano, socio y gerente de impuestos de EY, explicaron que algo parecido sucede con Ganancia Mínima Presunta, que es el deben afrontar las compañías por su patrimonio. En efecto, el gravamen se basa en una presunción de las rentas que obtendrían las empresas de acuerdo a los bienes que posea tanto en el país como en el extranjero. En este sentido, destacaron que el “límite proviene de la redacción original de la norma que regula el gravamen, que data del 1998” y que fue fijado en $200.000 y aclararon que “cuando existan activos gravados en el exterior dicha suma se incrementará en el importe que resulte de aplicarle a la misma el porcentaje que represente el activo gravado del exterior, respecto del activo gravado total”. Los especialistas indicaron que “cuando el valor de los bienes supere la mencionada suma o la que se calcule de acuerdo con lo dispuesto precedentemente, según corresponda, quedará sujeto al tributo la totalidad del activo gravado del sujeto pasivo del tributo”. 

Parámetros desactualizados en el IVA. Allá por 2001, el Gobierno de turno tomó la decisión de poner un freno a los abusos que hacían las compañías con los vehículos. Lo que sucedía era que los ejecutivos simulaban que la firma adquiría un automóvil para uso del directivo, cuando en realidad había sido una compra particular. De esta manera, las empresas podían computar como créditos fiscales los que surgían de tal operación y, por lo tanto, reducían el monto que les correspondía pagar en el IVA. Por eso, se incluyó en la norma un tope de $20.000. Es decir, que sólo se podía computar $4.200 de crédito fiscal por cada rodado. Sin embargo, a más de 10 años del último cambio, ese importe permanece vigente pese a que los valores de los automóviles crecieron abruptamente.

Un régimen cada vez menos simplificado. El Monotributo fue creado con la idea de crear una conciencia tributaria entre los pequeños contribuyentes y permitirles abonar los mismos impuestos que una empresa en sólo una cuota que variaba de acuerdo a sus ingresos, energía eléctrica consumida, alquileres y superficie destinada a la actividad. Sin embargo, al igual que otros tributos, el régimen simplificado comenzó a perder adherentes debido a que era muy fácil superar los montos máximos establecidos en la norma. Por este motivo, el Gobierno introdujo un cambio en septiembre de 2013. A un año de la reforma, Belaich y Balzano resaltaron que “si bien la modificación de la norma fue bastante reciente, de acuerdo a la inflación actual del país, la misma no lograría cubrir la inflación acumulada hasta la fecha desde su reforma”. Por último, los expertos destacaron que en aquella oportunidad se “mantuvo el límite máximo de precio unitario de los bienes en $2.500” y aclararon que “si los monotributistas venden a un valor mayor, pierden la condición de tales”. 

Ley Penal Tributaria: prisión para evasores Otra de las normas que posee parámetros estáticos es la Ley Penal Tributaria, que establece penas de prisión para aquellos que evadan un determinado importe por gravamen y por período. Lo preocupante en este caso es que, al no recibir un ajuste, aumenta las posibilidades de que los que no paguen puedan quedar tras las rejas. En este sentido, los expertos de EY explicaron que “debido a la situación imperante en el país debería analizarse la posibilidad de volver a modificar la norma a los efectos de mantener la idea original de incluir en ella a determinado tipo de delitos de acuerdo a su cuantía económica”. Y recordaron que “la Ley 24.769 (establecida en el año 1996) fue reformada por última vez en el 2011, elevándose en dicha oportunidad los montos objetivos de punibilidad”. 
fuente: iprofesional 

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!