lunes, 9 de junio de 2014

La Anses apostó al dólar y ganó.

Puede que la devaluación de enero haya tomado por sorpresa a muchos en el Gobierno , pero eso no significa que necesariamente los haya encontrado mal parados. La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), al menos, había incrementado su tenencia de bonos en dólares en más de 300% en los últimos cinco años. 

Así se desprende del informe que el director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio, presentó la semana pasada ante la comisión bicameral del Congreso que vigila la evolución del Fondo de Garantía Solidaria (FGS) del organismo previsional. De acuerdo con el texto, cuando el Estado estatizó las AFJP, en diciembre de 2008, el 89,7% de los bonos que tenían en cartera estaban nominados en pesos, mientras que sólo 10,3% eran en dólares. Para mayo pasado -poco más de cinco años después-, los títulos en pesos habían descendido a 56,4% de la cartera, mientras que los bonos en dólares tenían una participación de 43,6%. De esta forma, el FGS, que tiene bajo su gestión el dinero que había sido de las AFJP, habría sido uno de los tantos ganadores tras la devaluación del 20% que sufrió el peso frente al dólar en enero pasado

"La Anses fue aumentando su tenencia de bonos en dólares hasta prácticamente 2012. En esos años, mientras el Banco Central mantenía el tipo de cambio artificialmente bajo, cada vez que el Tesoro tenía que refinanciar deuda le ofrecía a la Anses hacerlo en dólares en lugar de pesos. Y así el organismo fue cambiando títulos en moneda local por bonos en moneda dura", recordó un operador, que sigue de cerca los movimientos del organismo. 

Claro que en el medio del tembladeral financiero la Anses no dudó en salir al rescate del Gobierno vendiendo títulos en dólares para mantener a raya el precio del contado con liquidación (como se conoce el tipo de cambio implícito que surge de la compraventa de bonos en el exterior). Entre diciembre y enero pasados, según el informe elaborado por el propio organismo, se vendieron títulos en dólares por un valor nominal de 900 millones.

La mayoría de estas operaciones se dieron los días previos a la devaluación, cuando el equipo económico todavía apostaba a ponerle el pecho a la corrida financiera. Según aclaró Bossio, no obstante, la Anses recompró gran parte de esos títulos, a precios inferiores a los que los habían vendido.

De acuerdo con el informe, mientras que por sus Bonar X (AA17, según la jerga financiera) el mercado le pagó un precio promedio de US$ 90,5, el organismo luego los recompró a US$ 85,3. Mientras que los Boden 15 (la otra serie que usó para intervenir en el mercado cambiario) los vendió a un promedio de US$ 97, para luego recomprarlos a 94,1 dólares. "La mejor inversión que tiene el FGS este tiempo fueron los bonos del gobierno nacional", sentenció otro operador bursátil. 

De acuerdo con el informe que recibió la comisión bicameral del Congreso, en 2013 el índice de bonos soberanos que elabora el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), ganó un 104%. En el mismo periodo, el índice que sigue la evolución de las principales acciones del mercado local, el Merval, avanzó 53%, y el FGS de la Anses creció 85,1 por ciento.

Según las estimaciones de la Anses, en 2014 el FGS debería registrar ingresos por $ 70.891 millones, de los cuales $ 47.201 millones provendrán de las amortizaciones e intereses de los títulos públicos en cartera. Una cifra nada despreciable para un gobierno que está ávido de fondos. 
fuente: la nación 

Gracias por visitar...vovlé pronto!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario