sábado, 29 de marzo de 2014

Una buena medida que llega tarde.

Sin dudas que el tema de la semana fue la "redistribución" que hizo el gobierno en materia de subsidios. Se dispuso la quita de parte del subsidio asignado por el Estado en materia de gas y agua, y los fondos que de esa manera pueden ahorrarse serán destinados (luego del pago a las empresas prestadoras de los servicios) para financiar al plan Progresar y a la Asignación Universal Por Hijo.
 
Si bien la medida es correcta, ya que las tarifas de los servicios públicos tienen un atraso muy importante, la misma se implementa en un momento inoportuno.
 
Allá por el 2011 ya te hablaba en esta nota sobre la necesidad de dejar de financiar el consumo de las clases más pudientes del país y favorecer a los que menos tienen. Resulta increíble que una persona de los sectores de menores recursos gaste más en una garrafa que lo que gasta un "rico" calefaccionando su pileta de Puerto Madero.
 
Se debió comenzar con una quita progresiva en los momentos de bonaza, pero el Gobierno tal vez pensando más en los votos que se le podían "ir" por un aumento de tarifas prefirió seguir destinando millones y millones de pesos para mantener tarifas congeladas.
 
Hoy que las vacas están flacas, con una inflación que se hace insostenible pareciera no ser el momento más oportuno para quitar los subsidios. Tal vez ahora y ya con Cristina sin ninguna chance de ir por la "Re Re", los votos no sean importantes.
 
Gracias por visitar...volvé pronto!!!!
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario