miércoles, 22 de enero de 2014

Haciendo Presión.

Argentina es el país con más alta presión tributaria de Latinoamérica, según reportó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). En su informe, el organismo de las Naciones Unidas destacó además que "los ingresos tributarios aumentan en América Latina, pero aún son bajos y varían entre los países" y comparó que "Argentina y Brasil tienen los ingresos más altos como proporción del PBI en la región, mientras que Guatemala y República Dominicana presentan los niveles más bajos". 

"Existen amplias diferencias nacionales entre las tasas de ingresos tributarios de los países latinoamericanos. La lista es encabezada por Argentina (37,3%) y Brasil (36,3%), que se encuentran por encima del promedio de la OCDE, mientras que al final se ubican Guatemala (12,3%) y República Dominicana (13,4%). Entre los países de la OCDE, ese mismo rango varía entre 48% en Dinamarca y 19,6% en México", precisó el estudio. 

El documento, denominado "Estadísticas tributarias en América Latina 1990-2012", se presentó hoy en Santiago de Chile, en el marco del XXVI Seminario Regional de Política Fiscal que se realizó en la CEPAL. Se estableció que "la tasa promedio de ingresos tributarios en los 18 países que cubre el informe se incrementó sostenidamente desde 18,9% en 2009 a 20,7% en 2012, luego de haber caído desde un máximo de 19,5% en 2008". 

Asimismo, el reporte, elaborado por la CEPAL, la OCDE y el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), puntualizó que "la tasa de impuestos como proporción del PBI creció significativamente en la región en las últimas dos décadas, desde 13,9% del PIB en 1990 a 20,7% en 2012. Sin embargo, esta tasa se encuentra aún 14 puntos porcentuales por debajo del promedio de los países de la OCDE (34,6%)".  
La CEPAL subrayó que a la Argentina correspondieron en 2012 "los mayores incrementos de las tasas de recaudación tributaria sobre el PBI", con 2,6 puntos porcentuales, y luego se ubicaron Ecuador (2,3 puntos) y Bolivia (1,8). En cambio, las mayores caídas se produjeron en Uruguay (1,0 punto porcentual) y Chile (0,4 puntos).

Por otra parte, en el período 2007-2012, 11 países registraron aumentos, y el mayor se dio en Argentina (8 puntos porcentuales), seguida por Ecuador (7 puntos) y Paraguay (4 puntos). Otros siete países mostraron disminuciones, encabezados por Venezuela y la República Dominicana (3 puntos porcentuales cada uno).

En el caso de los impuestos generales sobre el consumo (principalmente el IVA y los impuestos sobre las ventas), representaron 33,8 por ciento de los ingresos tributarios de los países de América Latina y el Caribe en 2011, frente a 20,3 por ciento de los países de la OCDE, mientras que el peso de los impuestos específicos sobre el consumo (como los impuestos selectivos o los impuestos sobre el comercio internacional) se ha reducido hasta 17,7 por ciento (en la OCDE es de un 10,7%). 

En cuanto a los impuestos sobre la renta y las utilidades, representaron en 2011, en promedio, 25,4 por ciento de la recaudación, mientras que las contribuciones a la seguridad social supusieron 16,9 por ciento (en la OCDE dichos porcentajes son de 33,5 y 26,2 por ciento, respectivamente). 

El informe incluyó un capítulo especial en el que se exponen las tendencias de los ingresos procedentes de recursos naturales no renovables en países latinoamericanos, y allí hizo hincapié en países como Bolivia, Ecuador, México y Venezuela, donde esa clase de ingresos fiscales "siguen siendo muy importantes como porcentaje del total, y representan más de 30 por ciento del total". 
fuente: ieco

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario