martes, 28 de diciembre de 2010

Humor K.

No hay plata en los bancos; no hay combustible en las estaciones de servicio; hay piquetes por todos lados; el calor es insoportable. Mejor a despedir el año con un toque de humor.

                                                                                                       fuente:gaturro

Gracias a todos los que visitaron, comentaron, dejaron sugerencias, participaron de las encuestas. Fue un muy buen año para el blog.

El 2011 será un año especial, ya que entre otras cosas votaremos para elegir presidente. Lo que implica que será un gran año para seguir hablando de economía!!!

Nos vemos en el 2011, mis mejores deseos para todos ustedes.

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

lunes, 20 de diciembre de 2010

Un día como hoy...

La crisis de diciembre de 2001 en Argentina fue una crisis financiera generada por la restricción a la extracción de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorro denominada Corralito, que causaron la renuncia a la presidencia de Fernando de la Rúa el 20 de diciembre de 2001, y llevaron a una situación de acefalía presidencial. La mayor parte de los participantes de dichas protestas fueron autoconvocados, que no respondían a partidos políticos o movimientos sociales concretos. Su lema popular fue: "¡Qué se vayan todos!". En los hechos murieron 39 personas por las fuerzas policiales y de seguridad, incluyendo 9 menores de 18 años.

El gobierno de Fernando de la Rúa había asumido en 1999 en medio de una época de recesión, en parte favorecida por la Ley de Convertibilidad, vigente desde 1991, que fijaba la paridad del peso de Argentina y el dólar estadounidense. Si bien dicha política económica había resultado efectiva durante los primeros años del gobierno de Carlos Menem, a partir de 1997 comenzó a demostrar sus falencias. Para mantenerla saludable, se necesitaba el ingreso de divisas. En un principio, éste estaba dado por los ingresos a partir de las privatizaciones de empresas estatales. No obstante, cuando ya no ingresó el dinero suficiente al país, éste empezó a endeudarse para mantener la ley.

De la Rúa había decidido mantener la ley, lo que provocó que el endeudamiento fuera cada vez más grande, aplicándose medidas como El blindaje o El Megacanje, que consistían en endeudamiento exterior. La inestabilidad económica se percibía por los constantes cambios en el Ministerio de Economía, pasando por él José Luis Machinea (1999 - marzo de 2001), Ricardo López Murphy (marzo - abril de 2001) y por último Domingo Cavallo, que ya había sido Ministro de Economía entre 1991 y 1996 y que había impulsado la Ley de Convertibilidad. En aquél entonces Cavallo era visto como una gran alternativa, ya que había sacado a Argentina de la hiperinflación de 1989 - 1991.

La crisis llegó a un punto insostenible el 29 de noviembre de 2001, cuando los grandes inversionistas comenzaron a retirar sus depósitos monetarios de los bancos y, en consecuencia, el sistema bancario colapsó por la fuga de capitales. Para contrarrestar la fuga de capitales, el 2 de diciembre se emitió un mensaje en Cadena Nacional, donde Cavallo anunciaba la nueva política económica que introdujo restricciones al retiro de depósitos bancarios, denominada popularmente como Corralito. En un principio la medida dictaba que el ahorrista sólo podía retirar 1000 pesos cada semana, y que la medida duraría 90 días, sin embargo se podían hacer pagos con cheques.

La reacción popular fue muy negativa, especialmente la de la clase media, por lo que la crisis económica también desembocó en una crisis política. Durante todo diciembre hubo protestas, aunque la protesta masiva más importante estallaría los días 19 y 20 de diciembre. La posición de De la Rúa se tornó inestable. Un intento de mediación entre la oposición y el gobierno a mediados de diciembre por parte de la Iglesia Católica fracasó. Entre el 16 y el 19 de diciembre se produjeron saqueos a supermercados. También en Rosario se sucedieron varias protestas durante el día 18.

El 19 de diciembre de 2001 hubo importantes saqueos a supermercados y otra clase de tiendas en distintos puntos del conurbano de la ciudad de Buenos Aires. Esa noche el presidente De la Rúa decretó el estado de sitio, y posteriormente en la ciudad de Buenos Aires salieron miles de personas a la calle a protestar contra la política económica del Gobierno que había establecido un límite a la extracción en efectivo del sueldo con el objeto de bancarizar la economía y mantener recursos dentro del sistema financiero (que había padecido una importante corrida en las últimas semanas). Muchas protestas se llevaban a cabo golpeando cacerolas, por lo que se las denominó Cacerolazos, una modalidad de protesta que imperaría durante los próximos meses.

Se sucedieron también protestas durante la madrugada del 20 de diciembre, frente a la casa del Ministro de Economía Domingo Cavallo y en la Plaza de Mayo, que fueron reprimidas. A pesar del estado de sitio decretado por De la Rúa, las calles de Buenos Aires y de otras ciudades del país se llenaron de protestas. En la madrugada renunció el ministro de Economía Domingo Cavallo.

En la mañana del 20 de diciembre quedaban unos pocos manifestantes entre los que principalmente se encontraban oficinistas, empleados, amas de casa, niños, y comenzaron a arribar miembros de organizaciones políticas. Entre los integrantes de estas organizaciones políticas que marcharon a la Plaza de Mayo se encontraban, entre otros, grupos de piqueteros pertenecientes a la agrupación Quebracho. La Casa Rosada, sede del Gobierno, en ese momento no estaba cercada por vallas; cerca del mediodía se ordenó que se colocara una valla de contención en la mitad de la Plaza, por lo que la policía montada reprimió duramente a los manifestantes que quedaban.

Esta represión, que se transmitió por todos los canales de televisión y radio, e incluso por emisoras internacionales, en directo durante todo el día, generó que más grupos políticos y manifestantes ocasionales se acercasen a la Plaza. Con el correr de las horas los incidentes fueron creciendo en intensidad y se produjeron cuatro muertes de manifestantes presumiblemente a manos de la policía. A las 16 horas, el presidente De la Rúa, mediante un discurso transmitido por Cadena Nacional, anunciaba que no renunciaría a la presidencia e instaba a la oposición y otros sectores a dialogar abiertamente. El pedido fracasó.

Alrededor de las 19 horas, el presidente De la Rúa renunció luego de que fracasaran sus intentos políticos de salvar al Gobierno, saliendo de la Casa Rosada mediante un helicóptero. En esa jornada también murieron muchas personas en ciudades del interior del país, totalizando 39 muertos como consecuencia de la represión en los dos días, entre ellos nueve menores de 18 años. Durante los días y meses posteriores siguieron sucediéndose protestas y cacerolazos.

El movimiento provocó en primer lugar la renuncia de Fernando de la Rúa, lo que no frenó la crisis política. El día 20 se hacía cargo del poder ejecutivo el presidente de la Cámara de Senadores, Ramón Puerta, quién convocó a una asamblea legislativa para elegir un nuevo presidente. El día 23 asumía la presidencia Adolfo Rodríguez Saá. Anunciaba que sería suspendido el pago de la deuda externa, que serían reintegrados los montos sustraídos a la población, la creación de un millón de puestos de trabajo, a través de los denominados planes Trabajar; que el Presupuesto 2002 sería austero y un plan de trabajo integral.

El 30 de diciembre renunciaba Rodríguez Saá, alegando falta de apoyo político, lo que desencadenó una nueva ola de inestabilidad. Ante la negativa de Puerta, el presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Camaño asumía el poder ejecutivo y también convocaba a una Asamblea Legislativa para nombrar un nuevo presidente.

El 2 de enero de 2002 asumía Eduardo Duhalde como presidente interino, anunciando que serían devueltos los montos sustraídos a la población en la misma cantidad en que habían sido depositados, y en la misma moneda en que éstos habían sido efectuados, así garantizaba la paz social y el fin de la controvertida Convertibilidad. El gobierno de Duhalde pudo, en parte, estabilizar la economía, aunque la crisis social persistió, pudiéndose citar la Masacre de Avellaneda, del 26 de junio de 2002 como una importante protesta.

Usualmente, diversos sectores utilizan la denominación de “Argentinazo” para referirse a los hechos que produjeron la caída de Fernando De la Rúa. Esta denominación es común en sectores de izquierda. Incluso, partidos políticos que se enmarcan dentro de esta corriente, como el Partido Comunista Revolucionario (PCR) o el Partido de la Liberación utilizaron el término desde tiempo atrás, al plantear la “necesidad de un Argentinazo”. Con posterioridad a los hechos, este término fue tomado también por la mayoría de las organizaciones de izquierda, que realizan cada año actos en las principales plazas del país al cumplirse un nuevo aniversario.
fuente: wikipedia

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

sábado, 18 de diciembre de 2010

Subsidios que benefician a los que más tienen.

Gladys R. vive en la villa 1-11-14 del Bajo Flores, sin acceso a la red de gas domiciliario. Cada día, sobrevive cocinando pizzas y empanadas para el resto del barrio. Y cada dos semanas, debe comprar una garrafa de gas que le cuesta entre 20 y 30 pesos, lejos de los $ 16 que marca el precio oficial de la garrafa social. Florencia U. vive en el barrio de Recoleta, es profesional y trabaja en el sector público. Pagó en sus últimas facturas bimestrales $ 16,57 por el servicio de gas y $ 30,32 por el de la electricidad.

Estos dos casos individuales representan en forma bastante acabada la inequidad de la situación de los subsidios otorgados por el Estado para los servicios públicos de ciertas zonas del área metropolitana, que este año llegarán a un porcentaje récord del 3,3% respecto del PBI, con $ 48.000 millones.

Un estudio de la consultora Ecolatina indica que si se mantuviera el mismo promedio para 2011, alcanzarían los $ 63.000 millones. Por su parte, el estudio Melconian & Santángelo advirtió que el descongelamiento progresivo y suave de las tarifas retrasadas por el congelamiento que beneficia a sectores medios y altos -y en muchos casos más las empresas que a los usuarios- será el principal desafío económico para el próximo gobierno.

Ecolatina indicó que luego del freno que exhibieron en 2009, cuando crecieron apenas un 5,2% respecto del año anterior, entre enero y septiembre de este año se aceleraron el 47% y alcanzarán el récord de 3,3% del PBI, frente al 3,1% de 2009 y al anterior pico del 3,2% de 2008. En 2005, estaban en el 1,1 por ciento.

"Entre los principales factores que impulsan estos gastos se encuentran el aumento de la demanda de los servicios subsidiados, las presiones de costos y la creciente distorsión de los precios relativos por el retraso tarifario", precisó.

Según el IPC de Ecolatina, los precios del transporte público de pasajeros, la electricidad y el combustible crecieron en total 6,2% entre enero y octubre, frente al 23,4% que subió la totalidad de los precios; la misma distorsión se observa desde diciembre de 2001: 102,3%, frente al 337,9% del resto de los precios. La parte del león corresponde al monto aportado para el sector energético, que a septiembre exhibió un crecimiento interanual del 56%, con $ 17.898 millones.

La cifra está dividida, sobre todo, entre Cammesa con $ 10.739 millones y Enarsa -la empresa encargada de comprar el fueloil venezolano y dirigida por el ex ministro del gobierno de facto de Roberto Levingston y futuro embajador en Francia, Aldo Ferrer- con $ 3459 millones.

"Ya no sólo se erogaron por subsidios energéticos más pesos que en todo 2008, sino que en relación con el PBI volvieron al nivel máximo de la serie [1,6%]. Estos elevados montos muestran la delicada situación que atraviesa el sector", indicó la consultora fundada por el ex ministro Roberto Lavagna y dirigida por el economista Rodrigo Alvarez.

Por otra parte, las transferencias para el sector del transporte acumularon un incremento del 30 por ciento, a partir de una suba en las compensaciones otorgadas por el Fondo Fiduciario de Infraestructura del Transporte (que reflejó un alza del 50% interanual).

En particular, aunque los giros para la empresa Aerolíneas Argentinas ($ 1650 millones) -que maneja el Estado, pero que aún pertenece al grupo Marsans- bajaron un 9%, en los últimos meses se aceleraron porque su presupuesto anual ($ 2320 millones) se agotó el mes pasado.

En 2010 las partidas para esta empresa aérea ya se habían ampliado en dos ocasiones, para financiar gasto corriente (el presupuesto inicial era de $ 1470 millones), brindándole créditos adicionales por $ 380 millones. De este modo, al menos el incremento de los giros para Aerolíneas en 2010 ascenderán a 17% anual.

En el tercer lugar del ranking, se ubican los subsidios a otras empresas públicas, que se duplicaron en los primeros nueve meses del año. Más del 70% del aumento corresponde a partidas destinadas a la empresa AR-SAT (857,7% interanual).

Mientras tanto, los aportes a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) dejaron de caer desde el tercer trimestre, por lo que se gastará lo mismo que en 2009 en términos nominales (o sea, con una fuerte caída en términos reales, descontado la inflación).

Esta marea de recursos pagados con mayor presión fiscal no alcanza a cubrir las necesidades de los beneficiados. "Los operadores de trenes y subtes cubren con sus ingresos corrientes menos del 40% del gasto en salarios, mientras que Cammesa es la primera deudora del sistema financiero", concluyó Ecolatina.
fuente: la nación

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Los argentinos y los bancos.

Remodelar el hogar, viajar a lugares exóticos o cambiar el auto, son sólo algunos de los motivos que impulsan la demanda de préstamos personales. Visto del otro lado del mostrador, es decir, desde la óptica de las entidades bancarias, existe una oportunidad que muy pocas están dispuestas a desaprovechar.

Es que el boom del consumo, que promete seguir por varios meses, hace que, día a día, los bancos recurran a la imaginación de sus ejecutivos de marketing para seducir a los particulares con líneas de crédito que les permitan atender sus necesidades. Así, como en la primera parte de año, el gran atractivo para la colocación de nuevos préstamos era el Mundial de futbol de Sudáfrica; en estos días, el "gancho" pasa por las Fiestas de fin de año, la refacción del hogar y las vacaciones.

De esta forma, se busca lograr un doble objetivo: captar la atención de quienes ya son clientes y ampliar la cartera actual, sacando el mayor rédito posible en un escenario donde la confianza en el crecimiento de la economía, tal como anticipan los especialistas, permite mantener el buen humor social y reducir el riesgo a perder el empleo. En este sentido, las estimaciones de prestigiosas consultoras dan cuenta de que este clima permanecerá así hasta las elecciones de 2011.

Así, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Banco Central, a fines de noviembre el saldo de préstamos personales llegaba a $40.000 millones, lo que implica un crecimiento del 30% en 2010. En este contexto, resulta revelador el fuerte aumento de los montos que son colocados mensualmente. Tal es así que, en octubre de este año, la cifra superó los $2.700 millones, cuando hace doce meses atrás apenas rondaba los $1.900 millones. Es decir, si se considera ese lapso, la demanda de dichos empréstitos se incrementó en un 43 por ciento. En gran medida, el crecimiento responde a una marcada estabilidad de la tasa de interés, que se mantuvo en un 32% a lo largo de dicho período.

¿Para qué están tomando préstamos los argentinos?
Una vez concluido el Mundial de fútbol de Sudáfrica, los bancos se enfrentaron con un dilema: cómo superar el aluvión de consumo que se vio impulsado, especialmente, por las ventas de los televisores con tecnología LCD. Al respecto, las entidades bancarias analizaron la conveniencia de dar empuje a los préstamos personales, seguir con la estrategia de alentar el uso del plástico o ambas.

Y la respuesta comenzó a aparecer en las últimas semanas. Varias entidades de primera línea salieron casi al unísono a promocionar nuevas líneas crediticias, con una amplia gama de posibilidades en cuanto a su utilización. Así las cosas, las tarjetas dejarían de ser las "vedettes" en las campañas de marketing, al menos durante este semestre. De hecho, ya es posible encontrar promociones destinadas a la refacción del hogar. Otro rubro donde los bancos también pusieron sus fichas es el de la financiación de autos, en particular, lo hicieron entre agosto y noviembre. En tanto, desde mediados de noviembre, las entidades comenzaron a hacer especial hincapié en el turismo. En este sentido, cuentan a su favor con un tipo de cambio retrasado, que suele ser el aliciente para tentar a las familias a vacacionar en destinos exóticos, diferentes de los habituales.

Dime con qué banco operas y te diré qué te ofrece.
Esta mayor predisposición de los argentinos a seguir participando del "boom del consumo" se ve claramente reflejada en la diversidad de opciones de financiación que ofrecen las entidades bancarias. El menú es variado. Va desde pagos en hasta 70 cuotas fijas, planes preacordados, préstamos cuyos montos arrancan desde $5.000 y llegan a $150.000, entre otras alternativas:

* Banco Santander: su apuesta está dirigida a captar a quienes tengan interés en refaccionar el hogar. Propone créditos de hasta $150.000 para cancelar en 60 cuotas fijas. Por cada $10.000 solicitados, el interesado deberá abonar $350 por mes durante 5 años, es decir, un total de 21.000 pesos. Este mismo esquema -cuotas y plazos- se aplica a los préstamos para viajar. Pero si lo que necesita el cliente es pintar la casa, el banco ofrece un plan de $4.500 a cancelar en 60 meses, en cuotas de 158 pesos.

* Banco Macro: también apuesta con fuerza a esta línea de financiación. Otorga préstamos de hasta diez sueldos. En el caso de esta firma, para créditos de $10.000, se pagan 36 cuotas de $428 en la cartera general.

* BBVA Francés: la entidad promociona sus líneas bajo el slogan: "Para lo que quiera". De hecho, tiene vigente una línea de préstamos personales que "llega hasta $150.000, con una tasa fija de hasta 60 meses, y la misma varía según el segmento de clientes. Va de un mínimo de 23% a un máximo de 33%", afirmaron desde la entidad. En tanto, los clientes pueden acceder a un monto de $10.000 a cancelar en 60 cuotas de $484.

* Banco Galicia: también se sumó a la tendencia y hasta su slogan de la actual campaña lo pone de manifiesto: "Para darte un gusto o más de uno. Para lo que necesites. Para hacer lo que quieras sin esperar". En este caso, para un préstamo de $10.000, a cancelar en 36 meses, se paga una cuota que resulta la más alta del mercado y que asciende a 550 pesos.

* HSBC: es otro que avanza en esta misma dirección, pero busca diferenciarse. Para ello, habilitó una línea para clientes donde las acreditaciones de fondos se realizan directamente, a través de los cajeros automáticos. En este caso, se trata de líneas preacordadas y la duración del préstamo es de 24 meses.

* Supervielle: ofrece una innovación para la colocación de préstamos personales. Sus clientes de tarjetas de crédito, pueden obtener un préstamo a través de las mismas. El monto máximo será igual al límite de compra. La campaña de este banco apunta a distintos propósitos: "comprar una compu, realizar el viaje soñado, refaccionar tu casa, cambiar el auto".

* Banco Patagonia: Hernán Mas, Coordinador de Productos Activos, consideró que la oferta es cada vez más sofisticada y compleja. "Se busca continuamente nuevos nichos y destinos, para incentivar la generación de nuevas operaciones", explicó Mas. El banco otorga un monto máximo de $100.000 y hasta 60 cuotas a tasa fija. En lo que respecta a líneas para compra de bienes específicos y para la adquisición o mejora de vivienda ofrecen "productos a medida".

* Banco Ciudad: brinda líneas crediticias para que el cliente pueda "concretar sus sueños". Su slogan consigna: "No postergues más aquel viaje tan soñado o la decoración de tu casa".

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

lunes, 13 de diciembre de 2010

La Presidencia de José María Guido.

Con la caída de Frondizi se instaló nuevamente la política liberal, en su versión más pura desde 1955. Es significativo que el primer Ministro de Economía fuera el doctor Pinedo, principal conductor de la política económica de la década del 30, durante la cual se pudo mantener el nivel de la actividad económica y del empleo, pese al impacto de la crisis mundial. En las condiciones vigentes en 1962, la política liberal produjo una recesión sólo comparable a la de los peores años de la crisis mundial de 1932-33, lo que revela el agotamiento histórico de sus postulados.

Las medidas puestas en práctica en Abril de 1962 incluyeron una nueva devaluación del peso (provocada por la liberación del tipo de cambio), la disminución de las retenciones a las exportaciones tradicionales, una fuerte restricción de la oferta monetaria y la reducción del gasto público. La devaluación produjo una gran fuga de capitales, y a pesar de las restricciones que se impusieron, las reservas de oro y divisas tocaron un punto muy bajo. En 1962 también se alcanzó un nuevo acuerdo con el FMI.

La recaudación tributaria cayó como consecuencia de la recesión y el déficit fiscal aumentó bruscamente. La respuesta fue dejar de pagar las cuentas, incluyendo sueldos de amplios estratos de servidores públicos.
Esta estrategia pretendió desarticular definitivamente el movimiento obrero, reinstalar los mecanismos de poder económico y la distribución del ingreso vigentes antes del peronismo y asentar a la economía argentina nuevamente en el sector agropecuario exportador.

Los resultados fueron catastróficos. El PBI y el consumo per cápita cayeron a su nivel más bajo en una década, registrándose una merma en el producto per cápita del 9% entre 1961 y 1963. En 1963 se estima que estaba inutilizada el 50% de la capacidad industrial instalada y el desempleo laboral se ubicaba en el 10%.

La fuerte contracción de la demanda complicó a las empresas que estaban endeudadas con el exterior, produciéndose una importante cantidad de quiebras y cierres de fábricas.

El déficit del sector público se vio incrementado por una baja en la recaudación impositiva ocasionada por la disminución de la actividad interna.

La presión sindical y la resistencia de las empresas industriales a admitir una rectificación de los precios relativos agro-industriales provocaron la elevación de precios y salarios. En 1962 el índice del costo de vida aumentó un 28% y en 1963 un 24%.

La recesión y la contracción del consumo interno permitieron elevar los saldos exportables de productos agropecuarios. La sequía de 1962 provocó un aumento de la faena de ganado y un aumento en los volúmenes exportables (35%). Al mismo tiempo, la recesión interna redujo las importaciones en casi un 30% entre 1961 y 1963.

Así, sobre la base de la recesión y generando un enorme costo económico y social interno, se pudo dar una respuesta parcial a la crisis del sector externo, generando un superávit del balance comercial cercano a los U$S 400 millones en 1963.

La transitoria superación del estrangulamiento externo sentó las bases para la política de expansión de la demanda global y recuperación del nivel de producción y empleo que inauguraría la Administración Radical a partir de fines de 1963. Asimismo existían recursos ociosos que se podrían movilizar rápidamente.

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

jueves, 9 de diciembre de 2010

Impuestos distorsionados por la inflación.

El presupuesto nacional estima una inflación del 8% anual, y todos sabemos está subestimada. Las causas de la enfermedad deben atacarse, pero corresponde reconocer los efectos y buscar medidas para evitar distorsiones.

Los impuestos en la Argentina se liquidan en pesos, y ello sería correcto si se contemplase aplicar un ajuste que permita medir de manera uniforme los resultados obtenidos en distintos momentos. Su omisión produce distorsiones alarmantes y preocupantes.

Es claro que la inestabilidad monetaria en los hechos lleva a mezclar valores de distinto poder adquisitivo, y justamente corregir esa disparidad fue misión del ajuste que rigió en el país desde 1978 a 1991, que con sus más y sus menos cumplió su cometido.

Han transcurrido ya más de 18 años desde el alejamiento de la convertibilidad, pero la legislación impositiva no restableció el "ajuste por inflación impositivo" suspendido desde 1992, dejando así de lado esenciales principios de tributación para medir correctamente la renta.

El restablecimiento de este instituto no significa ningún beneficio, franquicia, ni concesión en favor de los contribuyentes, sino simplemente un pedido fundado para determinar correctamente la capacidad de contribuir atinente a cada contribuyente.

El impuesto a las ganancias no debe recaer sobre ganancias nominales, ficticias e inexistentes, sino sobre resultados reales.

Variados fallos judiciales como Dugan Trocello, Juplast SA, y el más emblemático Candy SA, trajeron un poco de luz a la situación, reconociendo la violación de propiedad y los efectos confiscatorios en el patrimonio o la renta del contribuyente. Esto lleva a demostrar la razón en casos concretos generando costos adicionales e innecesarios a los contribuyentes y la justicia.

Desde la debacle del año 2002 ante cambio de variables, era indispensable corregir los resultados aunque para ello se debe sincerar el INDEC o utilizar otros parámetros más realistas para medir la depreciación monetaria.

Actualmente en la liquidación del impuesto a las ganancias y sobre los bienes personales, surgen en forma manifiesta distorsiones cuyos resultados impositivos están alejados de los principios de proporcionalidad, equidad, y razonabilidad. Como muestra basta un botón.

1) Empresa que adquirió un inmueble en U$S 1.000.000 en año 2000 y luego lo vende en año 2007 en U$S 800.000. El contribuyente que adquirió el inmueble tuvo perdida en "moneda dura" de U$S 200.000, pero debe abonar impuesto a las ganancias superior a $ 700.000, por lo cual al no actualizar el costo produce falta lógica y razonabilidad.

2) Simplificando: Dos hermanos adquieren cada uno un departamento de U$S 600.000 en el mismo edificio, igual tamaño y calidad; uno lo hace en el año 2000 y el otro en el 2009. El primero liquidará impuesto con tasa del 0,5% con una base de $ 600.000 (impuesto $ 3.000) y el restante deberá indicar como base $ 2.400.000 y su tasa será del 1% (impuesto $ 24.000). Ambos poseen la misma riqueza patrimonial. Nuevamente equidad ausente.

Otras desviaciones se observan al no actualizar saldos a favor del contribuyente, quebrantos de periodos anteriores, amortizaciones de bienes de uso, retenciones y anticipos pagados, etc.

Asimismo valorizar los bienes de cambio con el método de valores de plaza omitiendo reconocer la inflación, grava utilidad ficticia afectando así el capital mismo de la empresa.

La Corte por su parte ha reconocido en casos puntuales la existencia de confiscatoriedad y permitió corregir el resultado fiscal, pero dispuso que deberá ser el Congreso el que por ley debe modificar la situación vigente.

Lo cierto es, los años transcurren y la inseguridad jurídica está alimentada por estos hechos, requiriéndose de inmediato se restablezca este ajuste para medir correctamente los resultados y el patrimonio exigiendo así impuestos justos y equitativos a la población.
fuente: la nación

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

lunes, 6 de diciembre de 2010

Humor K.

Para arrancar la semana de buen humor.

 fuente: gaturro

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

viernes, 3 de diciembre de 2010

Finanzas Personales.

Todo evento inesperado genera incertidumbre y nerviosismo que muchas veces lleva a tomar decisiones equivocadas y que después uno tiende a arrepentirse. El hecho lamentable e inesperado del fallecimiento del ex Presidente Néstor Kirchner ha abierto una serie de interrogantes sobre qué podemos esperar para la economía y política de nuestro país así como su impacto sobre nuestra economía del hogar.

De hecho los mercados financieros, que siempre se adelantan con bastante anticipación a lo que podría ocurrir en el futuro, reaccionaron inicialmente con fuertes subas en bonos y acciones, aunque después resignaron parte de ellas, quedando inmersos en una fuerte volatilidad (o fluctuación de precios) producto de la incertidumbre. Los inversores, claramente deberán repensar lo adecuado o no de la inversión actual de sus ahorros. Para quienes estaban pensando en realizar proyectos de inversión en la economía real, llevar adelante emprendimientos productivos, tomar un préstamo para comprar una vivienda entre otros, deberán incorporar este “episodio sorpresa”, que puede apurar o demorar la decisión.

Cómo ocurre en todos los ámbitos de la vida, las personas que más se informan y se ocupan, no preocupan, de los aspectos económicos, son lo que “triunfan” económicamente, generando la envidia de sus pares, aunque sin justificativo, porque éstos también lo podrían lograr. ¿Porque ocurre esto en siglo el XXI, considerado el “siglo de la información”, en donde la mayoría de los argentinos tiene el mismo acceso? Porque el grado de “analfabetismo financiero” es altísimo. En palabras de John Bryant, vice director del Comité Presidencial de alfabetización en Finanzas” creado por George Bush: “Todos lo quieren. Nadie lo entiende. El dinero es el gran tabú. La gente no quiere saber de nada de hablar de él.

Y eso es lo que conduce a tomar préstamos hipotecarios de alto riesgo. Dejando la avaricia y la mala interpretación financiera de los mismos, la verdadera raíz de la crisis es el nivel masivo de analfabetismo financiero”. Esto habla a las claras de que esto no es un fenómeno que nos aqueja sólo a los argentinos, sino que es global, alcanzando altos niveles en los cinco continentes. Hay dos dichos populares que nos deberían alentar a modificar nuestra conducta: a) “mal de muchos, consuelo de tontos” y b)”nunca es tarde cuando la dicha es buena”. Muchos fueron afectados por la crisis argentina 2001 perdiendo ahorros de toda la vida y muchos otros han perdido importantes sumas de dinero con la crisis desatada en los EEUU en el 2008, a costa de ganadores, que anticiparon los hechos o reaccionaron adecuadamente con la información disponible.

Si hacemos un ejercicio teórico y analizamos los números económicos de los distintos países Latinoamericanos sin saber a que país corresponden cada uno, descubriremos que Argentina está entre los mejores. Si el nuevo escenario político adopta una actitud de mayor acercamiento hacia los distintos sectores empresarios argentinos, mayor sinceramiento de algunas variables económicas y mejora las relaciones con los organismos internacionales, se acrecientan enormemente la chance de pasar de un “crecimiento económico” a un verdadero “desarrollo económico” del país, que nos puede ubicar entre los primeros de Latinoamerica, aunque lo inverso también es posible. En el primer escenario, las inversiones, tanto financieras como en la economía real podrían estar de parabienes y en el segundo, podrían mostrar un comportamiento mediocre. Para reducir el grado de analfabetismo financiero y no desperdiciar una nueva oportunidad, lo primero es reconocer que necesitamos ayuda. El segundo paso es utilizar lo que he dado en llamar la técnica “CIM”, a saber, Conocimiento, Inteligencia y Método. Con esas dos cosas, el éxito está asegurado.
fuente: unosantafe

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

martes, 30 de noviembre de 2010

La inflación afecta a los que menos tienen.

Concebida como una iniciativa para achicar la desigualdad, la Asignación Universal por Hijo (AUH) tuvo un efecto tremendamente positivo entre los más pobres: permitió que 1 millón de personas dejaran atrás la indigencia, es decir, que ya no pasen hambre. Y otras 700.000 dejaron de ser pobres. En el resto de los beneficiarios, los resultados se fueron diluyendo hasta transformar a la medida en un paliativo para evitar que, en un contexto inflacionario, la pobreza se expanda más rápido.

La AUH arrancó hace un año en $180 por mes y por hijo. En septiembre pasado fue incrementada a $220. Sin embargo, esta suba del 22% no llega a compensar el aumento de la canasta básica alimentaria. En la medición oficial realizada por el INDEC, los alimentos mínimos que una familia tipo debe consumir para no pasar hambre treparon 24% en los últimos 12 meses. En las estimaciones privadas, el alza de estos insumos básicos es mayor al 35%.

Un trabajo del diputado Claudio Lozano indica que, a partir de la AUH, “la reducción en la tasa de pobreza fue del 5,2%, pasando del 33,8% al 32% de la población”. En otras palabras, casi 700.000 personas dejaron de ser pobres. Para el caso de la indigencia, el recorte fue de 19,3%, lo que implica que 1,1 millones de personas salieron de una situación de hambre. Aun así hay 4,8 millones de pobres que continúan siendo indigentes.

Para calcular el nivel de pobreza e indigencia, el Gobierno toma como parámetro la canasta básica que mide el INDEC. Al subestimar la inflación, se subestima la pobreza, que según las estadísticas públicas se ubica en el 12%. En la medición oficial se admite que hay 3,1% de indigentes incluidos dentro de los pobres.
Lozano plantea que entre noviembre de 2009 y septiembre de este año, los precios de los alimentos aumentaron en un 35,2%, mientras que la AUH se mantuvo en $180 hasta agosto. Recién hace dos meses subió 22,2%, lo que llevó el monto de la asignación a $220. “Como consecuencia, la asignación ha sufrido una pérdida del poder de compra del orden del 9,6%”, detalla Lozano.

La semana que pasó, el titular de la ANSES, Diego Bossio, detalló que la AUH da cobertura a 3,6 millones de chicos que en su mayoría –62%– nunca habían tenido acceso a ningún tipo de ayuda social. “Es una medida que fortalece al Estado y amplía el piso de protección social. Dos tercios de los argentinos la consideran la mejor política y reconocen como central el cumplimiento de las condicionalidades en salud y educación”, señaló.

A pesar de la gran aceptación social de la medida, no todas son rosas. “La Asignación Universal apenas sirvió para compensar –por única vez– los fuertes incrementos de precios”, postula el centro de estudios IDESA. Desde la entidad, Jorge Colina sostiene que “la inflación es funcional a una política económica basada en sostener las cuentas fiscales y la competitividad de las empresas en base a “licuar” costos laborales y jubilaciones”. Esto determina que “en un contexto internacional inéditamente favorable, la decadencia social no se revierta”. Así, 4,8 millones de personas continúan hundidas en la indigencia a pesar de los $10.000 millones anuales que el Estado destina a este subsidio.

El informe de IDESA muestra que los hogares más pobres son los que consiguieron la mejora más importante en sus ingresos en lo que va del año y en esto fue decisivo el aporte de la AUH. Estos son los datos:
El 30% de los hogares de menos recursos tuvo incrementos en sus ingresos del orden de 29%. De este guarismo, 5 puntos porcentuales fueron explicados por el subsidio que implica la Asignación Universal.
El 40% de las familias de clase media vio crecer sus ingresos el 24%, asociados fundamentalmente a aumentos salariales y de jubilaciones. El 30% de los hogares de mayores ingresos tuvo incrementos totales del 18%, casi en su totalidad explicados por subas en las remuneraciones.

Un cálculo realizado por SEL Consultores muestra que, para un hogar de 5 miembros, con 3 hijos menores, la inflación redujo la proporción de la canasta básica de alimentos cubierta por AUH de 50% en noviembre del año pasado a 39% en julio último. Esto muestra con claridad que si la AUH no existiera el efecto inflacionario sería aún más devastador sobre los pobres.“Durante el 2010, la regresividad de la inflación no se explicitó en toda su dimensión debido al fuerte aumento del gasto asistencial. Sin embargo, se trata de un impacto puntual. La única forma en que las familias pobres podrían percibir sistemáticamente porcentajes de incremento de ingresos superiores al resto sería que permanentemente se les otorgue nuevas prestaciones asistenciales”, dice Colina.
fuente: ieco

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

sábado, 27 de noviembre de 2010

El Régimen Militar de 1976-1983.

Videla heredó del gobierno anterior un verdadero desorden. La inflación oscilaba en un 1000% anual, el déficit fiscal era del 13% del PBI y casi ya no había reservas internacionales. El sistema monetario y financiero estaba en crisis debido a que la gente se desprendía de la moneda nacional (por la creciente desvalorización) para comprar divisas y otros bienes que otorgaban mayor respaldo.

Pero ante tal situación insostenible el Ministro de Economía Martínez De Hoz encara el conocido Programa del 2 de Abril, que dentro de las recetas liberales, fue la experiencia más profunda y duradera en la aplicación de sus instrumentos. Este programa contó con sucesivas etapas tendientes a acabar con el fenómeno inflacionario, para luego lograr el desarrollo económico. Inicialmente en abril del ´76 se tuvieron 2 objetivos:
  1. disminución del déficit para disminuir la inflación de demanda.
  2. disminución de salarios reales.
Para esto se trató de estimular las Exportaciones tradicionales con una reducción de los impuestos a las mismas, aumentando los precios de los granos y elevando el tipo de cambio de estos productos (devaluación). Se aumentaron los impuestos y las tarifas públicas con la consiguiente disminución del salario real. La participación de los asalariados en el ingreso disminuyó en 1976 y en 1977.

El aumento de la tasa de interés (que pasó a ser positiva) puso freno a la especulación. Se liberaron los controles de precios de los productos industriales, confiando al mercado el papel de asignar correctamente los recursos y de premiar la eficiencia. Bajo la conducción de los llamados “liberales eficientistas” se profundizó la distinción entre industrias eficientes e ineficientes tomando como parámetro de la eficiencia la competitividad internacional. Se produce una apertura económica para eliminar empresas ineficientes.

En enero de 1977 el rebrote inflacionario condujo al equipo económico a implantar nuevas medidas, insistiendo en modificar la estructura de los precios relativos en beneficio del agro, mejorar la Balanza de Pagos y detener la inflación.

Se impuso a los principales empresarios un congelamiento de los precios durante 120 días. Se realizaron nuevas reducciones en los derechos de exportación en beneficio del agro. Las exportaciones se vieron favorecidas también por incrementos en los precios internacionales. Los aumentos de las tarifas y servicios públicos lograron dos objetivos del gobierno:
  1.  la reducción del déficit fiscal
  2. la caída de los salarios reales
De esta manera el PBI logró recuperarse fundamentalmente por el aumento de las exportaciones y la Inversión (el crecimiento se logró a expensas del consumo interno). En Julio de 1977 se introduce una importante Reforma Financiera:
  1. se desnacionalizaron los depósitos.
  2. se liberalizaron las tasas de interés para estimular la entrada y salida de capitales.
  3. se aumentaron los encajes
Cabe destacar que la liquidez con que contaban las empresas trasnacionales permitió su acceso a los circuitos financieros obteniendo altas tasas de ganancias, en años en que la escasez de recursos llevó a muchas empresas nacionales a situaciones insostenibles por la elevación de los costos financieros.

Finalizado el plazo de 120 días el sector industrial trató de recuperar su posición relativa con un aumento de precios que elevó nuevamente la tasa de inflación. Esto indujo al gobierno a realizar nuevos ajustes tratando de deprimir la economía mediante una fuerte contracción de la liquidez y la demanda, lo que llevó a una recesión interna. Aunque la caída de la demanda fue importante, el sector industrial continuaba reajustando sus precios alentando la inflación.

El Ministro de Economía pensó que el fracaso de su política se centraba en la indexación del Tipo de Cambio y al exceso de oferta monetaria. La entrada de capitales ocasionada por la reforma condujo al gobierno a controlar la expansión de la oferta monetaria vía sector externo. En mayo de 1978 el peso fue revaluado, lo que redujo la entrada de capitales a corto plazo y desalentó las X. A fin de 1978 el Plan del 2 de Abril demostraba no tener éxito pese a lo cual el gobierno insistía en su aplicación y en el manejo de los precios relativos en perjuicio de la industria.

El retraso de la paridad se inicia en 1978 y tiene su apoyo teórico en el Enfoque Monetario Del Balance De Pagos. Sus últimos recursos fueron:
  1. La devaluación del peso: El programa anti-inflacionista implantado con un Tipo de Cambio establecido de antemano mediante una TABLITA que iba reduciendo el ritmo de las devaluaciones a medida que transcurría el tiempo, trataba de comunicar al país con el exterior y atraer capitales ante el virtual seguro de cambio que representa una cotización de la moneda anunciada anticipadamente.Esta estrategia buscaba además, relacionar los precios internos con los externos, para lo cual adicionalmente se redujeron los aranceles. De esta manera se pensaba que la variación de los precios internos debía obedecer en forma paralela a las modificaciones que sufriera el Tipo de Cambio más el curso que experimentase la inflación externa. El plan se completaba con una política de elevadas tasas de interés.
  2. La apertura de la economía: La liberalización de las M puso freno al ajuste de precios internos por parte del Sector Industrial que luego de un largo período proteccionista se vio enfrentado a la competencia internacional. El incremento de las M fue sustancialmente mayor al registrado a las X lo que ocasionó un déficit en la Balanza Comercial en 1979 (por primera vez desde 1976). La política monetaria fue expansiva debido fundamentalmente al sector externo.

Hacia mediados de 1980 y durante el ´81 se produce una crisis de confianza que afecta al Sector Financiero. Se decide abandonar la Devaluación Programada y reemplazarla por una Devaluación Uniforme, lo que desemboca en una fuerte fuga de divisas.

El Sector Industrial sufrió una de las crisis más agudas, la contracción de la demanda interna como consecuencia de la competencia de productos importados, el fuerte retraso cambiario y las altas tasas de interés (reales positivas), llevaron a empresas a elevadísimos niveles de endeudamiento provocando el cierre de muchas de ellas.

Frente a este panorama desalentador el General Videla cede el poder al General, Viola (en 1981). Este se caracterizó por adoptar medidas cortoplacistas:
  1. Se reguló la tasa de interés que frente a altas tasas de inflación resultó ser negativa licuando los elevados pasivos de las empresas. El Estado se hizo cargo de la mayor parte de la deuda privada a través de la explotación de los seguros de cambio.
  2. Se trató de proteger al Sector Industrial mediante la revalorización del Tipo de Cambio y el aumento de los aranceles a las M logrando disminuir las mismas.
El resultado de este período fue:
  1. La DESINDUSTRIALIZACIÓN DEL PAÍS. Entre 1975 y 1982 el producto industrial cayó más del 20%. Disminuyó también su participación en el PBI lo que se asocia a una mayor terciariazación de la economía. Cerraron el 20% de los establecimientos fabriles de mayor tamaño.
  2. El nivel de Inversión en equipos durables de producción disminuyó a una tasa del 5% anual.
  3. Se produjeron distorsiones en el mercado laboral ya que la Mano de Obra desplazada de la industria se trasladó hacia actividades menos productivas (cuentapropismo).
El aparato productivo quedó al margen de las innovaciones tecnológicas dificultando el posterior crecimiento de la economía. A Martínez de Hoz lo sucedieron:

Roberto Alemann: su actuación se puede dividir en dos etapas:
  1. Antes de Guerra de Malvinas (3 meses): medidas de corte liberal destinadas a frenar la inflación y a mejorar el equilibrio del presupuesto.Creación de un mercado único de cambios. Se deroga el seguro de cambio.Se fija un encaje único.Se congelan sueldos del sector público.Aumenta tasa de IVA y tarifas y combustibles para aumentar ingresos fiscales
  2. Durante la Guerra: se pasa de una economía abierta a una cerrada. Restricción de importaciones, lo que dio lugar a una reactivación del mercado. Se prohíben las compras a nuestro país. Esto generó una fuerte caída del comercio exterior.
Cavallo y Pastore. Principales medidas respecto al BCRA: dispuso una refinanciación de los créditos que habían sido otorgados por las entidades financieras a las empresas (tasas reducidas).Logró licuación de los pasivos, ya que las tasas eran inferiores a la tasa de inflación. Aumento del déficit cuasifiscal.

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

martes, 23 de noviembre de 2010

Presión tributaria récord.

Un asalariado que paga todos sus impuestos debe trabajar desde el primero de enero hasta el 17 de junio para cumplir con sus obligaciones tributarias. En Dinamarca el llamado día de la liberación de impuestos es una semana más tarde, llega hasta el 25 de junio. Pero la diferencia de lo que se percibe desde el Estado equivale a los 12.061 kilómetros que separan a Buenos Aires de Copenhage.

En la última década, la AFIP logró lo que anhelaba, Argentina tiene recaudación récord y la presión tributaria más alta de su historia. Llega a 31,5% del PBI, 10 puntos más que la que regía en 2001 y, de acuerdo al experto Nadín Argañaraz, es lo que explica el alto nivel de gasto.

Medido en términos del PBI, el gasto público de la Nación supera 50% al de 2004. Y si bien aumentó el gasto social y educativo, hay otros ítems difíciles de justificar. La ecuación arroja, así, presión fiscal récord y gasto récord.

Para el ex viceministro de Economía Miguel Bein una buena parte del aumento de recaudación se explica por el alza de los precios internacionales de los productos que exportamos. Bein apunta que, en promedio, se ubican 45% por encima de lo que cotizaban en la convertibilidad. Y añade: “La gran novedad es cómo juega la inflación. El Gobierno engorda sus ingresos y a los salarios de la administración pública los actualiza dos veces por año y estira los pagos de distintas obligaciones, con lo que la inflación se convirtió en socia de sus cuentas. Las empresas, además, no pueden ajustar sus costos por inflación, con lo que pagan más impuesto a las ganancias”.

Argañaraz señala que para mantener la recaudación en forma hay una serie de impuestos indirectos que al final pagan los que menos tienen. Un caso es el impuesto al cheque que se carga en los costos empresarios. Y enfatiza que en las provincias, como los gobernadores no quieren subir el impuesto inmobiliario o las patentes por el costo político que implica, optan por aumentar Ingresos Brutos, que también se traslada a precios. “Esto genera una estructura regresiva y expuesta al ciclo económico ”, dice Argañaraz.

De momento no figura en la agenda oficial una reforma impositiva que apunte a equilibrar mejor el peso de un sistema que tiene en un IVA de 21%, uno de los impuestos al consumo más elevados del mundo . Actualmente la carga tributaria total, entre Nación, provincias y municipios, absorbe 45% de los ingresos familiares.

Por cierto, la presión tributaria en la Argentina (31,5% del PBI) está lejos de la que aplica Dinamarca con el récord global de 47% o la de Italia, Francia y Finlandia con 43%. Aunque también son muchísimo mejores los servicios que presta allá el Estado en salud, educación, seguridad e infraestructura social.
fuente: ieco

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

lunes, 22 de noviembre de 2010

Qué es el cheque cancelatorio?

Las entidades bancarias de toda Argentina deberán ofrecer al público a partir del martes la utilización del cheque cancelatorio.

Se trata de una medida dispuesta por el Banco Central en el marco de la sanción de medidas tendientes a reducir la utilización de dinero en efectivo en el sistema financiero. El cheque cancelatorio podrá ser librado en pesos o en dólares estadounidenses, aunque en este último caso sólo para concretar operaciones de compraventa de inmuebles.

Tanto las entidades financieras como el público podrán realizar verificaciones on line acerca de la legitimidad de los cheques cancelatorios, mediante un sistema de consultas que se habilitará en la página web del BCRA.

Quien desee comprar un cheque cancelatorio deberá hacerlo en la entidad financiera en la cual tenga una cuenta y firma registrada. La entidad librará el cheque cancelatorio por el valor que solicite el cliente, en un rango que va de $ 5.000 a $ 400.000 o de U$S 2.500 a U$S 100.000. En caso de que el cliente necesite pagar un monto superior, podrá pedirle a la entidad que libre más de un cheque hasta cubrir el total.

El cheque cancelatorio en pesos se podrá comprar mediante un débito en su cuenta. Si el instrumento es en dólares, podrán hacerlo tanto a través de un débito como entregando dólares billetes. Las personas jurídicas, en cambio, sólo podrán comprar cheques cancelatorios emitidos en dólares y utilizando el débito en cuenta.

Los endosos deberán realizarse en el dorso del documento frente a un escribano, funcionario de la entidad financiera o autoridad judicial, quienes certificarán la firma. El servicio prestado por los bancos será gratuito.
fuente: fortuna 

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

jueves, 18 de noviembre de 2010

La Jubilación inicial no debe ser inferior al 70% del salario.

La Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social dispuso que el haber jubilatorio inicial debe garantizar como mínimo el 70% del promedio de los salarios actualizados aportados en los últimos 10 de actividad.

De esta manera, en un fallo por mayoría, los jueces Néstor Fasciolo y Juan Poclava Lafuente fijaron un piso mínimo en la tasa de sustitución garantizada, es decir la relación entre el haber y el sueldo, también llamada “tasa de reemplazo”.

Hoy, según datos de la Anses, la jubilación equivale sólo al 36% del sueldo promedio de los trabajadores.

Los magistrados sostuvieron que "la adecuada proporción del haber de pasividad en relación con los ingresos ganados por el trabajador en actividad y sobre los que debió aportar, no es más que una derivación directa e inmediata del mandato contenido en el art. 14 bis tercer párrafo de la C.N. que impone al Estado otorgar los beneficios de la seguridad social con carácter integral e irrenunciable, a la vez que asegura el derecho a ‘jubilaciones y pensiones móviles’”.

Para los magistrados, “no cabe hesitación alguna en afirmar que la tasa mínima de sustitución de una prestación de vejez o de invalidez acordada con arreglo al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (ahora S.I.P.A.) para un trabajador dependiente no ha de ser inferior al 70% del promedio de las remuneraciones actualizadas de los últimos diez años a computar, es decir, la misma tasa otrora prevista por el art. 49 de la ley 18037 t.o. 1976, resultando insuficiente y confiscatorio cualquier guarismo inferior”.

“La jubilación constituye una consecuencia de la remuneración que percibía el beneficiario como contraprestación de su actividad laboral, una vez cesada ésta y como débito de la comunidad por dicho servicio, razón por la cual el principio básico que se privilegia es el de la necesaria proporcionalidad entre el haber de pasividad y el de actividad”, agregaron los camaristas.

El juez Martín Laclau votó en disidencia al aceptar el reajuste establecido por la Corte Suprema en los fallos “Eliff” y “Badaro”, pero sin referirse a la tasa de sustitución mínima garantizada.
fuente: cronista

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

lunes, 15 de noviembre de 2010

Humor K.

Para arrancar la semana con una sonrisa, les dejo un chiste de Nik.

 Aunque el mejor chiste del día fue el que contó el Jefe de Gabinete quien aseguró que "No hay inflación, porque eso es un aumento generalizado de precios y lo que sucede es que puede haber algunos productos que hayan aumentado". Pocas veces escuché un chiste tan bueno...

fuente: gaturro
Gracias por visitar...volvé pronto!!!! 

viernes, 12 de noviembre de 2010

Cuestión de Precios.

En un momento en que el Gobierno comienza a reconocer tibiamente los aumentos de precios, y quita respaldo a la frase de Amado Boudou que había dicho que la inflación sólo afecta a la clase media-alta, el Indec difundió el índice de inflación de octubre. Con el impulso de los alimentos, el mes pasado los precios crecieron 0,8% respecto de septiembre, según la medición del intervenido organismo, que se mantuvo dentro de los márgenes de los meses anteriores, sin aceleración alguna.

Así, la marca de la inflación acumulada en el año se elevó hasta el 9,2%. En la medición de alimentos y bebidas, el Indec registró un avance del 1,4%, el incremento más alto entre los distintos rubros. Le siguió Indumentaria, con un alza estacional del 1,1%.

En los últimos días, el debate por la inflación se agudizó con las declaraciones de distintos funcionarios, que señalaron su precoupación por el alza de precios, aunque culparon a empresarios. El Indec detalló hoy un aumento del 4,4% en la carne y del 1,4% en azúcares, 1% en verduras, y 0,8% en frutas. En bebidas, la suba fue de 0,8 por ciento y del 0,3% en lácteos.

Pero el paquete de alimentos que releva el Indec, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) para un grupo familiar tipo, trepó hasta $569,77, lo que equivale a un aumento de 3,44% respecto al mes anterior. Este es el monto necesario para cubrir las necesidades alimentarias básicas de una pareja con dos hijos, que representa, asimismo, la línea oficial de indigencia. El indicador muestra que la inflación de los alimentos es mayor al nivel general, y que afecta principalmente a los sectores sociales más bajos.

La Canasta Básica Total (CBT), que marca la línea de la pobreza, ascendió a $1231,51. En este caso, la variación respecto de septiembre fue del 2,8 por ciento.

El índice de precios al consumidor (IPC) se alejó nuevamente de los indicadores elaborados por consultoras privadas y fundaciones. La Fundación de Investigaciones Económicas Lationamericanas (FIEL) midió un avance del 2,3% el mes pasado en el nivel general de inflación, y un 3% en el capítulo de alimentos y bebidas. La canasta de alimentos que elabora la fundación trepó hasta $1078,94, y el conjunto de alimentos y servicios llegó hasta 2017,03 pesos.

El índice elaborado por Buenos Aires City, el centro de estudios de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a cargo de Graciela Bevacqua, indicó que la tasa de variación de los precios fue de 2,5% en octubre. De acuerdo con este indicador, la inflación acumulada en el año es de 21,8% y la variación interanual respecto de octubre del año pasado es de 25,7 por ciento. En el informe se detalló que el pasado fue el tercer mes del año con mayor variación del IPC, luego de febrero y marzo que sufrieron una inflación del 2,9 por ciento.

Los alimentos y bebidas explican el 60% de la variación del nivel general del mes, sobre todo por el incremento de la carne vacuna que contribuyó en un 50% en la variación porcentual. Asimismo, se destacan en el rubro alzas en verduras, gaseosas, frutas, pastas frescas y secas, pan envasadas, pan fresco y facturas, yogures, manteca, azúcar, fiambre, comida fuera del hogar, jugo, carne de ave, bebidas alcohólicas e infusiones.

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Alquileres por las nubes.

Los precios de los alquileres aumentaron considerablemente en los últimos meses y las renovaciones vienen con incrementos de hasta 40%, denuncian distintas agrupaciones de inquilinos. Según trascendió, ante la alta demanda por un departamento o por una casa, los propietarios imponen exigencias mucho más grandes e incluso aumentan los valores de manera fija.

En particular, se estima que las renovaciones llegarán con aumentos de 20% en promedio, con subas de hasta 40% en algunos barrios como Palermo. Además de las subas de precios, el costo para acceder a una vivienda crece también por todos los gastos colaterales que implica firmar un contrato de alquiler. Las inmobiliarias cobran hasta el 5% del total de contrato como comisión, o un alquiler mensual más el 20 por ciento.

Además, para ingresar se debe abonar un mes por adelantado y otro de depósito, que se suma al gasto de escribano que demanda la operación. En fin: para un alquiler de $1.500 mensuales, un inquilino debe abonar más de $5.000 para cerrar la operación.

"Es probable que los alquileres aumenten 40% por los costos colaterales como las expensas, el ABL, aguas y todo lo que hace a los servicios del departamento", destacó el presidente del Club de Inmobiliarias, Armando Pepe.

De acuerdo a la Cámara Inmobiliaria Argentina, el mercado de alquileres no está regulado y todo se maneja de acuerdo a la oferta y demanda. Es ahí cuando los propietarios aprovechan la coyuntura para imponer exigencias que complican la vida a aquellos que buscan un alquiler. Por caso, por temor a las garantías truchas y a la morosidad, piden hasta dos garantías propietarias de la misma ciudad en donde se alquila e incluso hasta el recibo de sueldo de los inquilinos.

"Ofertas de departamentos hay muchos, en la Ciudad de Buenos Aires cada día más, porque todos los inversores que han comprado departamentos chicos lo vuelcan al mercado locativo pero eso no se refleja en la actividad", destacó Pepe para luego agregar: "Los propietarios priorizan un buen inquilino". "Hay una ley que fija el valor de los alquileres que es la oferta y la demanda. La inflación no tiene nada que ver con la realidad del mercado locativo", señaló el presidente del Club de Inmobiliarias. 

Sin embargo, los dueños de propiedades en alquiler aseguran que la situación no es la misma de los últimos años. Según un informe, antes del 2001 la rentabilidad era de entre 7 y 8%, mientras que en la actualidad no supera el 4 por ciento.

Además, aseguran que los aumentos no superan el 20%, y que en los lugares donde el incremento es mayor, se debe a que los valores estaban muy retrasados con respeco a años anteriores.

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

lunes, 8 de noviembre de 2010

Volver al oro?

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, llamó el lunes a los países del G20 a devolverle al oro su papel de estabilizador en el sistema monetario internacional.

En una tribuna publicada a pocos días de la celebración de la cumbre del G20 en Seúl, Zoellick afirma que el mundo necesita un nuevo sistema para suceder a lo que llama “Bretton Woods II”, el régimen de cambio flotante en vigor desde finales de la convertibilidad del dólar en oro, en 1971.

“Aunque los manuales puedan considerar el oro como una moneda vieja, los mercados utilizan el oro como un activo monetario alternativo hoy en día”, escribe el jefe del Banco Mundial. El nuevo sistema por crear “debería incluir el dólar, el euro, el yen, la libra esterlina y el renminbi (yuan chino)”.

“El sistema debería también contemplar usar el oro como un punto de referencia internacional vinculado a las previsiones del mercado para la inflación, la deflación y el valor futuro de las monedas”, precisa.

El precio de la onza de oro se ha disparado en los últimos días hasta niveles récord, animada por el debilitamiento del dólar provocado por el anuncio de medidas de reanudación de la FED. Las propuestas de Zoellick intervienen cuando la cumbre del G20, el jueves y el viernes, debería estar dominada por las preocupaciones vinculadas a la “guerra de monedas” lanzada tras la crisis financiera.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) fue vivamente criticado estos últimos días por una nueva inyección masiva de dólares en los mercados, denunciada como una fuente de desequilibrios mayores.

En paralelo, los países desarrollados, con EE.UU. a la cabeza, critican la infraevaluación persistente de la divisa china. Las principales economías “deberían ponerse de acuerdo para prevenir las intervenciones monetarias, salvo en las escasas circunstancias aprobadas por los demás”, indica Zoellick.

Su objetivo debe ser “adelantar los problemas en lugar de reaccionar a las tempestades económicas, políticas y sociales”. En el diario, también llama al G20 a promover la reformas estructurales para luchar contra los desequilibrios mundiales, entre otros por el refuerzo de la demanda interior en China y la aceleración de la reducción de la deuda en Estados Unidos.
  
Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

jueves, 4 de noviembre de 2010

El recomendado de la semana.

Seis años en la historia de un país. Seis años en la vida de un periodista. ¿Qué les pasó? es una narración histórica, pero también un diario personal: el retrato del drama de un matrimonio en el poder y el de un país que vuelve, una y otra vez, a tropezar con los mismos fantasmas. "Tuve una módica esperanza, dudé, me entristecí, y odié en todos estos años. Hay cazadores de brujas para los cuales es un pecado ser kirchnerista, o no serlo, o haberlo sido, o haberlos insultado con toda el alma. Fui un poco de todo eso, en distintos tiempos."

Ernesto Tenembaum nació en La Plata en 1963. Su carrera profesional comenzó en Página/12, donde trabajó entre 1987 y 1998. Fue fundador y jefe de Redacción del semanario Veintitrés, donde hoy es columnista. Participó de los programas de radio Rompecabezas y Cheque en blanco, y de los programas de televisión Día D., Detrás de las noticias y Periodistas. Es coautor de Identidad, despojo y restitución (1989), el primer libro que recogió las experiencias de restitución de niños desaparecidos durante la dictadura militar. Es autor, también, de Enemigos (2004), una larga discusión vía e-mail con un alto funcionario del FMI acerca del proceso que derivó en la crisis del 2002. 

En 1995, fue seleccionado entre los seis periodistas extranjeros becados con un año de estudios en la Universidad de Stanford. Es miembro del International Consortium of Investigative Journalism, con sede en Washington. Recibió el premio Konex, como uno de los cien periodistas de la década 1997-2007. Desde comienzos del 2008 conduce su programa en radio Mitre, y comparte con Marcelo Zlotogwiazda la conducción de Palabras más, palabras menos, por la señal de cable Todo Noticias.
fuente: tematika

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La inflación es un tema de la clase alta.

En enero, un kilo de carne para milanesas costaba $ 23. La semana pasada esa misma carne se vendía a $ 40, un 74% más cara. Y aunque los pronósticos privados más moderados aseguran que, en lo que va del año, los precios ya aumentaron un 20%, para Amado Boudou la inflación “no es un tema” que preocupe a la mayoría de la gente.

“Hoy la inflación no está siendo un tema en grandes porciones de la población argentina”, dijo el ministro de Economía. Pero enseguida admitió que la suba de precios “tal vez le preocupe a algunos integrantes de la clase media-alta”.

Sin embargo, es a los sectores más pobres a los que más afecta la inflación. Según los analistas privados mientras los precios subieron un 20%, los alimentos aumentaron en promedio un 30%. Y los alimentos son lo que más pesa en la canasta familiar de los sectores más pobres.

Sin embargo, Boudou aseguró que “la inflación que tenemos es la que publica el INDEC”. Según el polémico Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en los primeros nueve meses del año los precios al consumidor subieron apenas un 8,3%.

El ministro, que habló por radio tras participar del 1er. Congreso Internacional de Control Gubernamental que organizó la Sindicatura de la Nación (Sigen), se mostró así alineado con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien había asegurado que la inflación “es un tema muy menor”, y que no “aparece en la agenda” de las principales preocupaciones de la gente.

“Estamos trabajando fuertemente para incrementar la inversión, que es la única solución”, dijo Boudou al referirse a la inflación. Y aprovechó para reiterar un discurso que ya ha repetido otras oportunidades: “Sabemos que hay quienes proponen un ajuste, un achicamiento, pero también sabemos lo que pasa cuando llega la propuesta del ajuste” dijo.

El ministro también reiteró que no habrá acuerdo con el Club de París si para eso hay que cumplir con el artículo IV del Fondo Monetario Internacional (FMI). “La cancelación de la deuda con el Club de París nunca la vamos a hacer con el Fondo Monetario en el medio”, repitió Boudou una vez más.

El ministro aprovechó para pedirle al Congreso que apruebe el proyecto de Presupuesto 2011. “Es nuestro plan de gobierno”, dijo. Y agregó: “Hemos demostrado, con los últimos siete presupuestos, que han sido adecuados para que el país crezca y salga de la crisis en la que estaba en el 2002, por eso les pido que lo traten rápido y con mucha racionalidad”.
fuente: ieco 

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

domingo, 31 de octubre de 2010

Messi no vale ni un euro.

Según el último balance del Barcelona, el mejor futbolista del mundo, Lionel Messi, no tiene valor. La Pulga es candidato a ganar por segundo año consecutivo el Balón de Oro y, junto con sus compañeros Iniesta y Xavi, está entre los futbolistas más caros del planeta pero, aparentemente, ninguno de ellos valen ni un euro.

Al menos, eso dice la auditoría de gestión encargada por el consejo directivo del club azulgrana, según publica un informe de El País de Madrid. "No se los ha comprado a nadie, no se ha pagado nada por ellos; por consiguiente, su valor contable es cero", afirmó Xavier Faus, vicepresidente económico del Barcelona.

La siguiente pregunta del periódico de la capital española se cae de madura: ¿tiene precio el Camp Nou? "Sí", responde el directivo que presentó a la asamblea de socios los resultados del ejercicio económico de la pasada temporada, que contemplan unas pérdidas de 79 millones de euros, y que se aprobó por una gran mayoría. "Se pagó por los terrenos y se pagó por la obra. Es cuantificable, distinto al caso de los futbolistas", aclaró Faus.

Cristiano Ronaldo tiene un valor contable de 95 millones de euros. Vale los millones que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, le pagó a los dueños del Manchester United por su pase y, en el Barça, siguieron la misma línea de criterio. La cláusula de rescisión de Messi es de 250 millones de euros; la de Iniesta, 200 millones. Seguramente, ningún club del mundo pagaría esa cantidad.

"Cualquier dinero recibido por el traspaso de un jugador formado en la cantera se incluiría como beneficio en su totalidad", explicó Faus al mismo medio. El club no contempla la idea de repartir los costos de formación entre los futbolistas para darles así un valor contable.

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

sábado, 30 de octubre de 2010

El consumo privado impulsa el crecimiento económico.

La economía crecería este año en torno al 9 por ciento y se mantendría por encima de la tendencia histórica del país y del avance promedio de la región, según el informe de inflación del cuarto trimestre, realizado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Además la actividad económica continuaría creciendo en 2011, moderando el ritmo de expansión, si bien se mantendría por encima de la tendencia histórica del país y del crecimiento promedio de la región.

De acuerdo con el informe de la autoridad monetaria, la economía local continúa presentando una expansión de la actividad y consolida su sendero de crecimiento, apuntalada principalmente por el Consumo Privado, fortalecido por multiplicidad de factores, y por el aumento de la demanda externa.

El consumo de las familias se mantiene como el principal impulsor del avance económico. La mayor confianza de los consumidores, la mejora en las condiciones laborales y el aumento de los ingresos, a partir de las subas salariales y las transferencias gubernamentales, favorecen un alza sostenida del consumo privado.

El consumo público crece por encima del promedio de los últimos años y también la inversión de las empresas sigue elevándose, ante el sostenido incremento de la demanda local y del exterior y la continua mejora de las perspectivas económicas.

Al respecto, indicó que el aumento se debe en mayor medida a la adquisición de maquinarias y equipos de producción, favorecido por el crecimiento de la industria que opera, en algunos sectores, con la capacidad productiva en niveles cercanos a los valores máximos.

En cuanto a la compra de maquinarias, evaluó que se vería favorecida por la reciente implementación por parte del Banco Central de la República Argentina del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, que ofrece fondos a largo plazo para mejorar la oferta de crédito a la inversión y a la actividad productiva.

Sobre el sector externo, subrayó que contribuye negativamente al PIB, pero en menor cuantía que en períodos previos y que si bien las exportaciones están incrementando su ritmo de crecimiento, las importaciones lo hacen con un dinamismo aún mayor, producto de la expansión económica interna y, en particular, por el alza de la inversión.
fuente: 26noticias

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!

jueves, 28 de octubre de 2010

El costo de sostener un dólar alto.

Sostener el dólar ya le cuesta al Estado tanto como pagar la asignación universal por hijo (AUH). Todo ocurre porque la política de "flotación administrada" del tipo de cambio, que el Gobierno define como uno de los pilares de su modelo, en los últimos meses aumentó progresivamente su costo, en buena medida como parte de las decisiones que tomó la propia administración. Esa tarea demanda hoy unos $ 8500 millones, es decir, un monto similar al que pondrá este año la Anses para financiar la AUH.

El pago, en este caso, está a cargo del Banco Central (BCRA), que, convocado a disimular debilidades del Tesoro, se expone a tener en breve un déficit cuasi fiscal, en momentos en que su defensa del peso (ante la creciente inflación) es cuando menos endeble. Y revela uno de los costados negativos que, entre tantos beneficios, tiene lo que se denomina "guerra mundial de monedas".

Desde que esta batalla se profundizó, acelerando la debilidad del dólar y la apreciación en paralelo de las commodities , se intensificó el ingreso de dólares comerciales y financieros (en menor medida) al país. En este contexto, para cumplir con su doble misión de acumular reservas y evitar una caída nominal del dólar a nivel local, el BCRA se vio conminado a intensificar la compra de divisas, emitiendo cada vez más pesos.

Y emitió tantos que no le bastó con reformular (por primera vez en 8 años) su programa monetario, sino que además se vio obligado a intensificar la emisión de títulos de deuda (letras y notas) para retirar al menos una parte de los pesos usados para comprar divisas.

El stock de esta deuda creció en más de 24.400 millones en lo que va del año (en dólares supone un monto casi equivalente al del Fondo de Desendeudamiento) para alcanzar un nivel sin precedente en los tiempos de posconvertibilidad en torno de los $ 68.000 millones y pasar a representar casi el 40 por ciento de la tenencia en reservas que administra.

"En lo que va de 2010 el BCRA expandió la base monetaria en $ 33.400 millones, sólo por comprar dólares. La agravante es que, a diferencia de otros años, el sector público también fue un factor de expansión de la base monetaria (en unos $ 7000 millones) por la creciente financiación que la entidad hace del Tesoro", recordó un reciente informe de la consultora EconViews.

Por esta deuda el BCRA paga una tasa de interés del 13% promedio a 12 meses, lo que supone que mantener ese stock le insume entre $ 8000 y 9000 millones.

Las cuentas muestran que ninguno de los atajos económicos a los que recurrió el Gobierno desde 2007 hasta acá (cuando arrancó con la intervención en el Indec para reducir la deuda con CER, o pasó a tomar a la Anses y el BCRA como cajas anexas al Tesoro) resultó gratis.

"Adoptó una estrategia que, en las actuales circunstancias, es sostenible pero no la ideal", opina el economista y consultor Miguel Bein, que destaca que, desde el punto de vista del Estado, las cuentas cierran. "Si mirás que el producto bruto se expande a un ritmo del 23% nominal (9% de crecimiento, 14% de inflación implícita), encontrás al Estado licuando deuda. Si lo mirás desde el balance del BCRA, está claro que el costo de devengamiento de sus activos [las reservas] es menor que el de sus pasivos [las letras], lo que complica sus números."

Bein insiste en que lo ideal sería volver al modelo original abandonado en 2007. "Que el Tesoro compre los dólares para pagar la deuda con superávit fiscal genuino porque de esa manera ayudaría a contraer la oferta de pesos y, por esa vía, mantener a raya la inflación".

Federico Bragagnolo, de EconViews, coincide en que si bien "el costo anual de la esterilización es cada vez más elevado" aún no constituye un problema tomando en cuenta "las actuales tasas de interés bajas y muy negativas en términos reales". Pero advierte que, en la medida en que siga creciendo el stock y suban las tasas (algo que considera "esperable") "eso puede generar un problema cuasi fiscal".

En un informe de su consultora Analytica, el economista Ricardo Delgado apuntó que con el actual escenario de dólar casi fijo al que se apegó el Gobierno, acumular reservas para no debilitar más la competitividad cambiaria no es gratis o tan barato como se plantea. "En los hechos cuesta 14% anual en dólares, un costo financiero mayor que el de emitir deuda en dólares en los mercados si se considera que el Global 2017 rinde en torno al 8 por ciento", subraya.
fuente: la nación

Gracias por visitar...volvé pronto!!!!